El otro día mantuve una “discusión” con alguien acerca del coste del carrete y, según defendía él, el hecho de que el digital era muchísimo más económico etc; Como la mayoría de las discusiones, sin pararse a pensarlas y analizarlas punto a punto, no llegan a nada, así que he aquí el resultado de mi investigación: Los precios los he tomado de dos tiendas de Madrid, buscando lo más económico. Se pueden comprobar en internet.

Necesitaremos, para ejercitar nuestra afición:

Carretes, pongamos los, ya reseñados, Rollei RPX 400, con buena calidad comprobada y que valen 5,30 cada pack de dos (2,65 euros cada uno, por lo tanto)

Revelador, para buscar comodidad pongo el Kodak XTOL (porque preparar el D-76 no es demasiado cómodo), que vale 7,65 el paquete para preparar 5L de revelador.

Baño de paro, cojo el Kodak Indicator Stop Bath, que vale 16,50 la botella de 473ml que da para preparar un litro.

Fijador Kodak T-MAX Fixer, 10 euros la botella de un litro, que da para preparar 5L.

El material necesario para revelar en casa no lo incluyo, igual que tampoco incluyo el coste de cámara u objetivos. Sería como si el de digital, considerara como “coste” el ordenador en el que ve las fotos o su cámara. De todas formas, sólo indico que el equipo necesario para revelar en casa, no superará los cien euros y, si queréis digitalizar los negativos, un escaner aceptable como el Epson V500 lo encontrareis por menos de 200.

Vamos a las cuentas: Para cada carrete, suponiendo que se revelen de uno en uno y tal y como hemos visto en el anterior post sobre cómo revelar en casa, se emplean 375c.c. de cada líquido (1c.c. = 1ml, para aclarar futuras dudas); Por lo tanto, el coste del carrete, si se revelaran de uno en uno:

Carrete -> 2,65 euros

Revelador -> empleamos 375c.c. -> Tenemos 5000ml del paquete, así que 5000 : 375 = 13,3333… = 13 Carretes -> Como el revelador vale 7,65, 7,65 : 13 = 0,59 euros por carrete

Paro -> empleamos 6ml -> La botella contiene 473ml, de forma que 473 : 6 = 78,83333… = 78 carretes -> Dado que cuesta 16,50 euros, 16,50 : 78 = 0,22 euros por carrete

Fijador -> empleamos 75c.c. -> La botella contiene 1 litro, así que 1000 : 75 = 13,33333… = 13 carretes -> Dado que cuesta 10 euros, 10 : 13 = 0,77 euros. Sumando, nos da que cada carrete nos cuesta, revelado -> 2,65 + 0,59 + 0,22 + 0,77 = 4,23 euros.

Cada carrete nos cuesta, por tanto 4,23 euros; Dado que cada uno contiene 36 fotos -> 4,23: 36 = 0,1175 -> Revelando los carretes de uno en uno, cada 8 fotos que hagamos, son 94 céntimos “perdidos”.

¿Y si los revelamos de dos en dos? Igual que arriba:

Carrete -> 2,65 euros

Revelador -> empleamos 650c.c. -> Tenemos 5000ml del paquete, así que 5000 : 650 = 7,6923… ; Esto hay que multiplicarlo por 2, pues hemos hecho la cuenta del número de veces que podríamos revelar dos carretes, así que (5000 : 650) x 2 = 15 Carretes -> Como el revelador vale 7,65, 7,65 : 15 = 0,51 euros por carrete

Paro -> empleamos 10,4ml -> La botella contiene 473ml, de forma que 473 : 10,4 = 45,48; Igual que antes -> (473: 10,4) x 2 = 45,48 x 2 = 90 carretes -> Dado que cuesta 16,50 euros, 16,50 : 90 = 0,19 euros por carrete

Fijador -> empleamos 130c.c. -> La botella contiene 1 litro, así que 1000 : 130 = 7,692; Igual que en el revelador -> (1000 : 130) x 2 = 7,692 x 2 = 15 carretes -> Dado que cuesta 10 euros, 10 : 15 = 0,66666… = 0,7 euros.

Sumando, nos da que cada carrete nos cuesta, revelado -> 2,65 + 0,51 + 0,19 + 0,70 = 4,05 euros. Cada carrete nos costaría, por tanto 4,05 euros; Dado que cada uno contiene 36 fotos -> 4,05 : 36 = 0,1125 -> Revelando los carretes de dos en dos, cada 8 fotos que hagamos, son 90 céntimos “perdidos”.

Dichos así, estos números parecen muy altos, pero, si consideramos las ventajas del analógico frente al digital, la mayoría de la gente normal, en su vida normal, no tiene razones para irse al digital, ésto sólo beneficia a profesionales que hacen miles de fotos. Dividid el coste del carrete entre la inversión necesaria para conseguir un equipo digital full-frame (el único equivalente o “sustituto” a la calidad original nuestra) y vereis cuantísimas fotos tendríais que hacer para amortizarlo. En mi caso, para una Nikon D700 (sin objetivo, usando los que tengo), me sale el número de fotos que realizo normalmente  a lo largo de 5 años (y hago fotos a diario) y para dentro de 5 años, Nikon ya andará por la D900 (como poco) y posiblemente tenga que cambiar de cuerpo de nuevo. Conclusión: el carrete cuesta, pero no tanto como la gente cree y da muchas ventajas a cambio.